IX Encuentro de Jóvenes Escritores de Latinoamérica y el Caribe

Las puertas de la Feria Internacional del Libro de La Habana 2019 se abren a golpes jóvenes. No es este el ariete que, sin destino ni señalaciones, rompe la madera literaria, sino una fiesta de voces internacionales que, bajo el nombre de Encuentro de Jóvenes Escritores de Latinoamérica y el Caribe, vive ya su novena edición. Del 11 al 16 de febrero, justo en la segunda semana del macro evento de la literatura en Cuba, se propiciarán diversos encuentros, mesas, paneles, debates, presentaciones de proyectos culturales, de libros y antologías. La égida que conduce a esta idea es bisoña y procura renovarse cada año con nuevas propuestas que abarcan a autores ya reconocidos junto a otros que, amparados en el evento, ofrecen sus primeros escritos al mundo creativo.

Decir que el Encuentro se produce solo en las jornadas intensas de trabajo y debate es ignorar otras aproximaciones a la cultura y a la amistad que, luego de la culminación de cada día, suceden en los ámbitos más disímiles. Y es que el Encuentro es precisamente eso: la oportunidad de confraternizar con autores de todo del mundo y hallar rutas de progreso escritural en común.

El programa de este año tendrá su inauguración en la Sala Federico García Lorca del Centro Cultural Dulce María Loynaz, como ya es tradición desde hace nueve años. Ese mismo día, 11 de febrero, y solo unos minutos después, se efectuará un panel homenaje a Eduardo Heras León, maestro de generaciones de narradores cubanos y autor al cual estará dedicada la FILH 2019. Los invitados Jesús David Curbelo, Raúl Aguiar, Darcy Borrero y Yunier Riquenes abordarán, desde sus visiones individuales como creadores y críticos, la obra de uno de los hombres más dedicados al desarrollo de la escritura joven cubana e indiscutible defensor de las nuevas generaciones de autores. Más adelante, el propio Heras León estará impartiendo una de sus conferencias a los invitados del evento: “La evolución de la narrativa a través de la evolución de las técnicas”.

También, la Casona de Línea recibirá a la joven dramaturgia del siglo XX justo a las 5:00 de la tarde del día inaugural. Este panel contará con la presencia de autores de Ecuador, Chile, Panamá, España, República Dominicana, Turquía, Italia, Argentina y Cuba.

Otras sedes que acogerán al Encuentro serán la Casa de las Américas, el Salón de Mayo en el Pabellón Cuba, la Casa de la FEU, La Madriguera, la Casa de la Poesía y las Salas Dora Alonso y Lezama Lima en el principal recinto ferial del Morro-Cabaña, por solo mencionar algunas. Sin dudas, resultarán de interés espacios como el foro sobre promoción de la literatura del siglo XXI: “Del papel a la web y los medios audiovisuales”, los paneles “El espíritu de la ciencia ficción, el fantástico y más en la literatura del siglo XXI” y “Palabra (re)partida, literatura y resistencia: sexualidades, racialidad, identidad y luchas en América”, así como la miniferia del libro alternativo. Esta miniferia, y posterior debate centrado en la autogestión editorial y la presentación de diversos catálogos, mostrará el trabajo de Editorial Andesgraund, Colectivo Manofalsa, Editorial Atarraya Cartonera, Cuervo Rojo Ediciones, entre otros proyectos que pretenden mostrar diversas maneras de producción del libro cuyos resultados han cambiado el mapa de publicaciones, fundamentalmente en el contexto latinoamericano.

Este año, el vínculo de la literatura con otras artes será contexto y tema que, una y otra vez, aparecerá como leitmotiv en los diversos paneles que ya han sido programados. Destacar, sobre todo, la presentación, el día 15 de febrero en el Centro Hispanoamericano de Cultura, del espectáculo poético teatral Ángel Escobar, un balbuceo entre vivos, con dramaturgia y dirección de la uruguaya Marina Cutelli y la participación de poetas cubanos; así como el concierto de Javier Iha, donde verán la luz versiones musicalizadas de poemas y cuentos de autores del patio y del entrañable Gabriel García Márquez.

Grosso modo, el Encuentro de Jóvenes Escritores de Latinoamérica y el Caribe es esa oportunidad anual de que los autores de todo un continente pongan al día sus agendas, promocionen sus libros, proyectos y escrituras más recientes y, sobre todo, que hallen el espacio y momento idóneos para compartir las luces y oscuridades del oficio más solitario del mundo.